S’Horta d’Avall

FINCAS EN MALLORCA

Segundo capítulo de la serie dedicada a las fincas para bodas en Mallorca. Vamos a recorrer una de las propiedades más recientemente incorporadas a la oferta de la isla. ¡Pasad!
Zona ceremonia y decloración floral.

S’Horta d’Avall se encuentra en la zona del levante mallorquín, cerca de los enclaves costeros de Portocolom y Cala d’Or.

Camino de acceso principal a S'Horta d'Avall
Plantas decorativas junto a muro exterior.
S'Horta d'Avall. Fachada posterior y palmeras. Vista general.

La arquitectura del edificio principal es espectacular. Combina a la perfección un aspecto señorial  imponente, por la altura de sus fachadas y el número de habitaciones que se adivinan; con un carácter acogedor e íntimo, gracias a la gran cantidad de entradas, patios y corredores parcialmente ocultos.

S'Horta d'Avall. Patio interior con plantas y vasijas
S'Horta d'Avall. Plantas decorativas junto a fachada interior.
S'Horta d'Avall. Corredor con plantas.

Tuve la suerte de ser uno de los fotógrafos de la primera boda que se celebró en S’Horta d’Avall tras su apertura al público, así que pude observar todo con ojos frescos y sin ideas preconcebidas. Y me fui encontrando sorpresa tras sorpresa: patios exquisitamente decorados respetando la apariencia tradicional (la finca data del siglo XIV), espacios comunicados mediante pasadizos y corredores, una zona de celebración presidida por el espectacular cactus que veis en las fotos, y muchos detalles más.

Cactus. Chumbera
Finca rústica mallorquina. Detalle puerta principal
Patio interior.
Zona ceremonia y olivo.

S’Horta d’Avall es una finca ideal para la celebración de bodas por muchos motivos. Por ejemplo, como fotógrafo valoro mucho el poder moverme por toda la zona de la ceremonia pasando bastante desapercibido y por supuesto sin interferir ni molestar ni a los novios ni a los invitados. Pues bien, eso aquí es extremadamente sencillo, ya que el espacio de celebración está flanqueado por dos corredores parcialmente disimulados por columnas y medio en sombra.

Zona ceremonia desde corredor lateral.
Dos ánforas.
S'Horta d'Avall. Zona ceremonia completamente lista.
Decoracion y vajilla en mesa nupcial.

El trabajo de los jardineros de la finca me gustó especialmente. Los campos con olivos y frutales son preciosos y muy mallorquines, pero ¡he de reconocer que los cactus son mi debilidad!

S'Horta d'Avall. Árboles y campos de la finca.
Cactus. Chumbera al sol.
S'Horta d'Avall. Olivo y decoración floral para ceremonia.
S'Horta d'Avall. Fachada con terraza y palmeras

En fin, ¡fotografiar bodas aquí es un auténtico placer! Eso sí, quedan un montón de sitios espectaculares por descubrir. Así que estad atentos al resto de publicaciones de esta serie sobre fincas para bodas en Mallorca.